Glorificar a Dios, proclamar el Evangelio, hacer discípulos, servir a la comunidad. 

 
 
 
1.JPG

Haciendo discípulos de Jesucristo.

 
 
 
 
9.JPG

Evangelismo y alcance

Jesús comenzó la gran comisión con el mandado de "ir". Llevamos y predicamos el Evangelio a los perdidos para que entreguen sus vidas a Jesús y conozcan el amor de Dios.

Más información →

 
IMG_0159.JPG

Bautismo y Discipulado

El Nuevo Testamento no solo habla de un nuevo nacimiento espiritual, sino también del crecimiento y la madurez. Esto comienza con obediencia al mandato de Jesús de bautizar a los nuevos creyentes y de enseñarles todas las cosas que Él nos enseñó.

Más información →

 
 
 
8.JPG

Comunidad y crecimiento

La iglesia no es hecha de gente aislada, es compuesta de individuos unidos por su fe en Jesús y la comunión en el Espíritu Santo. Para cada niño/a, joven, soltero/a, adulto, matrimonio y familia hay un lugar en Templo Betania. Somos una familia; somos el cuerpo de Cristo; somos el edificio de Dios.

Más información →

 
5.JPG

Servicio y compromiso

Estamos comprometidos al trabajo de la iglesia local. No queremos solamente asistir, sino contribuir también. No somos consumidores, sino colaboradores del Reino de Dios. Cada uno debemos de invertir nuestros talentos, dones y habilidades en el servicio a Dios y a los demás. 

Más información →

 
 
 

Una iglesia que permanece en Jesús.

 
 
 
 
_DSC0202.JPG

serie del mes

Junio 2018

Vivimos en tiempos saturados de escepticismo y duda en cuanto a las cosas divinas. Muchos consideran a Jesús un hombre judío del primer siglo que dijo muchas cosas buenas, pero niegan que es el Hijo de Dios. Esto provoca la pregunta más importante en nuestros tiempos: ¿Quién es Jesús? ¿Fue un simple maestro, profeta o rabí? O, ¿es Jesús alguien mucho más importante?

 
Backgorund_Yo_Soy_Part2.jpg